• Están provocadas por infecciones de tipo vírico que afectan a la piel de las plantas del pie, más frecuente en niños que practican deporte en piscinas y zonas de duchas compartidas.
  • Puesto que es muy raro encontrar un callo en un niño , ante la aparición en un dedo del pie o la planta de un halo circunscrito blanquecino con o sin pintas oscuras acude al podólogo para una rápida valoración y la puesta de un tratamiento lo antes posible.

 

  • Cuanto más tardes más difícil será erradicarlo de forma convencional.

 

  • Estas lesiones se eliminan mediante tratamientos semanales con aplicación de crioterapia, vesicantes, ácidos y cremas.
  • Según el estado de la piel y el tamaño del papiloma procederemos a la elección del mejor tratamiento con la menor molestia para el paciente.

 

              **solicita información sobre tratamientos con LASER para la eliminación sin sustancias de tu verruga plantar.

SUBIR